BORRON Y CUENTA NUEVA PARA LAS PERSONAS REPORTADAS EN LAS CENTRALES DE RIESGO

Reportados en centrales de riesgo podrán limpiar su historial de crédito.




Los pasados días, la plenaria del senado aprobó la Iniciativa de Borrón y cuenta nueva para los deudores en las centrales de riesgo, y ya está muy cerca de convertirse en una ley que beneficiará a muchas personas que poseen un historial crediticio negativo, pero que podría afectar los ciudadanos en un mediano y largo plazo, según sus detractores. 


El Covid-19 perece que motivó a trabajar a más de uno en el senado, y un ejemplo de eso fue el llamado Borrón y cuenta nueva para deudores, propuesto por los senadores David Barguil del Partido conservador y Luis Frenando Velasco del Partido Liberal, una iniciativa que desde su proposición le ha ido muy bien en la rama legislativa. Aunque este proyecto de ley comenzó a ser debatido desde el año pasado, debido a la coyuntura del coronavirus, ha ganado protagonismo en este 2020, pues en mayo del presente año la plenaria de la cámara de representantes aprobó unánimemente la iniciativa, el pasado jueves 11 de Junio fue aprobada la conciliación del proyecto, posteriormente será revisada por la corte constitucional y finalmente sería sancionada por la Presidencia de la República que de hecho ya le dio su respuesta positiva ante los medios de comunicación además de querer añadirle entre algunas cosas, beneficios a los créditos agropecuarios. Aunque en teoría esta ley puede ser una noticia positiva para algunos colombianos, hay quienes se encuentran en desacuerdo por las consecuencias que implica, además de ser evaluada con pinzas por algunos sectores de la opinión pública debido a los tintes populistas que destila la ley, los debates, y sus exponentes.

Entre sus detractores se encuentran Asomicrofinanzas, Fedesarrollo, Banco de la República entre otros, por el lado del Congreso, Gabriel Santos también tiene sus incredulidades con la futura ley, ya que tanto el cómo los directores y subdirectores de las entidades ya mencionadas, concuerdan en decir que esta ley impulsaría a los bancos a subir las tasas de interés, a negarle créditos a personas con ingresos limitados y fortalecerse aún más, dejando rezagadas otras entidades financieras de menor tamaño.


Todo lo anterior debido a que el sector bancario no tendría información suficiente sobre el historial crediticio de las personas que soliciten un préstamo, obligándolos a ser más estrictos y cerrados con los préstamos que ofertan. En la práctica, el principal problema que se augura, es que las personas con ingresos bajos o limitados no podrán acceder a créditos porque debido a sus reducidos salarios los bancos no los considerarían aptos para otorgarles un crédito, acabando de tal manera con los microcréditos y negándoles la oportunidad a muchas personas a tener una vida crediticia. Por el lado de una posible consecuencia social, aunque aún no comprobable, se incrementarían los créditos gota a gota y personas víctimas de amenazas y agresiones de quienes prestan dinero bajo esta modalidad, debido a que es imposible cumplir con los pagos por los elevados intereses que además cobran a diario. 

En cuanto a las ventajas que podría traerle esta ley a quienes se encuentran reportados en centrales de riesgo, primero es pertinente describir cómo funciona el llamado Habeas Data financiero en Colombia. A una persona se le genera un reporta negativo cuando entra en mora, es decir que ha incumplido su deuda por más de 30 días, si esa mora ha sido inferior a 2 años, cuando el deudor salde su obligación le permanecerá la cifra negativa por el doble de tiempo que no pagó, y si el tiempo en que estuvo debiendo es mayor a dos años, según la ley el periodo máximo de registro negativo en el historial será de 4 años.

Con el Borrón y Cuenta nueva, los colombianos que paguen sus deudas hasta 12 meses después de entrar en vigor la posible ley y quienes ya lo hayan hecho antes, tendrán la oportunidad por una sola vez de que se les borren los reportes negativos automáticamente, a esto se le conocería como amnistía. Otro punto del proyecto es la reducción del tiempo de reporte al mismo periodo que duró la mora y no al doble como ocurre en la actualidad, además el periodo máximo de reporte también será más corto, pasando de cuatro a dos años; si el monto de la deuda es menor al 15% de un Salario Mínimo (131.670 pesos) al deudor se le debe notificar dos veces antes de reportarlo y cuando pague la deuda la calificación crediticia debe normalizarse inmediatamente. 




Los otros dos puntos importantes de esta ley, será acceder de manera gratuita a la información crediticia y finalmente las empresas en los procesos de selección para una contratación, ya no podrán conocer el historial crediticio de los candidatos y mucho menos descartarlos debido a sus deudas. 

Como se mencionó anteriormente, este proyecto ya se encuentra en su recta final, solo le resta ser revisado por la corte constitucional porque Iván Duque ya declaró apoyar la iniciativa, así que, si llega a manos de él, es eminente que la firmará y ejecutará. A los ciudadanos les queda la tarea de ver en que resultará esta ley y cómo funcionará, puede que sea algo positivo para todos, como también existe la posibilidad que se encrudezca el sistema financiero y bancario nacional, teniendo en cuenta que según cifras de Datacrédito Experian, solo el 8% de la información de los consumidores no es favorable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR